martes, 16 de marzo de 2010

mi amigo el caracol!!!




Pues los dos amamos la VIDA!!!

Ei! Babitas tú y yo tenemos muchas similitudes o cosas en común, aunque no seamos de la misma especie, te las enumeraré:

.

De por vida babeas…

De por vida no hablas…

De por vida te arrastras…

De por vida te mueves lento…

De por vida eres un incomprensible…

De por vida debes superar barreras…

De por vida alguien por tus babas se aparta de ti…

De por vida condenado al arrastro de su caparazón…

.

Amigo caracol todos estos puntos desde mi diagnóstico de ELA los he ido adaptando e asimilando día a día en mi cuerpo, las babas, querer hablar y no poder conjugar palabras, andar rastreando los pies, mi lentitud en los movimientos, notar cierto rechazo e incomprensión a mi estado, superar día a día barreras, de por vida condenado por la ELA (esclerosis lateral amiotrófica)

.

Ah! Lo más importante paseas libre y feliz!!! Tanto como yo.

Pues los dos amamos la VIDA!!!

.

Josep Rof Rof un elático de 3.222 días


6 comentarios:

Rafael Ortiz dijo...

Es interesante tu coparación con el Caracol. Pero el Caracol nació así, a mi el Ela me dío despues de 54 años de vida productiva por lo que no puedo compararme con él. Más bien, él me sirve de ejemplo para superar mis debilidades de ahora. Siempre habrá otros menos afortunados. Lo bueno es que Dios nos dá fortaleza en medio de nuestras situacciónes y cómo bien dices, somos felices no importando qué.

joan dijo...

El final está mejor ya que si bien nos arrastamos, babeamos, no podemos hablar en voz alta o alguien en algun momento se apartase de nosotros, tenemos vida en el coco, compartimos momentos de felicidad con los nuestros, ellos nos ayudan a no flojear y además en el tiempo que me quede pienso divertirme todo lo que pueda y si se me ponen delante unos caracoles a "la llauna" no les voy a tener compasión.Joan

cuchu dijo...

Tu sabes como vive un caracol, y tal vez por eso te comparas con él.

Yo no veo nada en en ti que te asemeje a un caracol.

De hecho eres todo lo contrario a un caracol... por lo menos para mí.

Cualquier persona que le toca sufrir crece y crece su espíritu. Y se hace grande y digno de admiración.

Un abrazo

Mariola dijo...

Te olvidaste de una cosa...

El caracol siempre deja huella por donde pasa, como tú! :)

El camino realizado, con todos los esfuerzos que supone, queda imborrable en la vida, reconocible, para ti y para los que te rodean que saben del esfuerzo que haces.

Besito

jrrofi8més dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jrrofi8més dijo...

ei! Lo importante es que...
"LOS DOS AMAMOS LA VIDA!!!"
.
Luchamos por ella cada día, gracias amigos por vuestros comentarios, utilicé el símil del caracol para decir lo que nos pasa a los eláticos Josep