miércoles, 5 de mayo de 2010

rafael gillén "orden en el desierto"


<-clikar encima del escrito para hacerlo mas grande

calima una promesa de espejismo.

Un polvillo de arena

Se hace fuego en los párpados. La duna

Es un mullido tobogán por donde

se desliza el silencio.

Soy el principio y soy el fin. Existo.

Continuando con copiados:

mi ejercicio a pluma de puño en letra.

Mis sueños como ciclista que fui:

“Espejismos del desierto… aun pedaleo en bicicleta”

Josep 3.282 días con ELA esclerosis lateral amiotrófica

1 comentario:

jose dijo...

Sigue soñando...Mereces deleitarte, aunque sea en sueños de las cosas bellas que hacías..La maldita ELA no te quitará ni un ápice de tu buen corazón.Como tú dices ¡Palante!!!
Un beso. Mari Carmen.